1987

Nuestra historia

1987

Juan Pablo II exhortó a toda la comunidad universitaria a construir y cultivar una verdadera cultura de la solidaridad, en que el conocimiento y la razón estuviesen en función de un obrar recto y al servicio de la sociedad. Con su mensaje dejó en claro la responsabilidad asociada a nuestro rol como estudiantes universitarios: debemos orientar nuestra formación a dar respuesta a las necesidades de aquellos que sufren física y espiritualmente, pero siempre a la luz del amor y desde nuestra humanidad.

2003

Nace Calcuta UC, fruto de la inquietud de algunos jóvenes, que, inspirados en las enseñanzas de la Madre Teresa, querían acompañar, dignificar, servir y dar esperanza a chilenos que, tal como en Calcuta, viven situaciones de mucho dolor por abandono, falta de libertad o padecimiento físico. Las primeras visitas fueron a la ex – Penitenciaria.

2004

Con una visión más clara sobre lo que se quería hacer, se invitó a otros alumnos a formar parte de este proyecto, entre los que había miembros de distintas pastorales de alumnos que no tenían un apostolado propio. Tiempo más tarde, comenzaron las visitas a la Posta Central y al Hospital Clínico de la Universidad Católica, llevando alegría y buenos momentos en cada una de las visitas realizadas.

 

2005

Comenzó a desarrollarse el área de Hogares, por medio del trabajo conjunto entre la Pastoral y el Programa de Adulto Mayor UC. Se deseaba que alumnos y entendidos en Geriatría y Gerontología visitaran a ancianos de la Fundación Las Rosas. A ellos se sumarían más adelante hogares de niños en riesgo social, como Acógeme de María Ayuda y las Creches, en que se notaba que reinaba la soledad y la desesperanza.

2006

Se incorporaron los hospitales Sótero del Río y Josefina Martínez, manteniendo la sonrisa y amor como una gran medicina. Este crecimiento, permitió que se extendiera la invitación a estudiantes de otras áreas que no estaban relacionados con la salud. Además, se había estableció una alianza con Misión País, que potenció considerablemente las visitas a las cárceles y los talleres que se realizaban en ellas.

2008
Se conformó un equipo de coordinadores por área, se elaboraron manuales de formación para cada una, y se hizo participar a los voluntarios en jornadas y charlas de liderazgo solidario. Esto con el fin de que Calcuta tuviera una identidad clara y que hiciera sentir a los voluntarios que eran realmente parte de algo importante, que podía cambiar la vida de muchas personas, incluyendo la suya.

2010
Desde la Pastoral de Psicología surge la idea de visitar a los internos de los hospitales
psiquiátricos. En este mismo año, el programa de Hogares comenzaría a cobrar fuerza y se definiría un espíritu común.

2011
Se impulsó la institucionalidad del proyecto. Para esto se crearon tres áreas transversales, se sistematizaron las tareas de cada uno de los coordinadores y se mantuvieron, a partir de ese instante, reuniones semanales de consejo. Pero, fundamentalmente, se comenzó a consolidar la idea de una familia calcutina.

2012
Calcuta UC se había consolidado. Sin embargo, aún faltaba que las áreas se conocieran más entre ellas y que los voluntarios trabajaran de manera conjunta. El Consejo no solo se dedicaría a las labores administrativas, sino que también se hizo parte de las visitas de los voluntarios.

2017
Se sigue trabajando intensamente para responder al Calcuta que existe en Chile. El proyecto se ha formalizado con el tiempo, donde hasta hoy, contamos con seis Hospitales, un Psiquiátrico, tres Cárceles, cuatro Hogares y una Zona Cárceles de Misión País para llevar a cabo nuestro voluntariado.
A través de estas instituciones, los voluntarios de Calcuta buscamos acompañar a quienes más sufren, llevando y buscando a Dios en cada una de las visitas. La formación de quienes forman este voluntariado también es fundamental dentro del proyecto, por lo que constantemente volvemos al proyecto original inspirado por la Madre Teresa de Calcuta.